ilviolino  
 Chat  •  Buscar  •  Miembros  •  Grupos de Usuarios   •  Registrarse  •  Perfil  •  Entre para ver sus mensajes privados  •  Login





Aviso: Visitá ilviolino en Youtube: Conciertos, videos graciosos de música, animaciones y más! - Hacé click ACÁ

 MANUAL DEL MUSICO Cap. VI: Asambleas Ver tema siguiente
Ver tema anterior
Publicar nuevo temaResponder al tema
Autor Mensaje
gstecko
Site Admin



Registrado: 02 Ene 2009
Mensajes: 271
Ubicación: Pto. Madryn (Chubut) Argentina
Reputación: 96.1Reputación: 96.1
Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Dom Oct 30, 2011 1:52 am Responder citandoVolver arriba

ASAMBLEAS
(Con varios aportes de Rubén Woods, fagotista y webmaster de la página web de la Orq. Filarmónica de Mendoza)

La autoconvocada asamblea de orquesta comenzará por norma mucho más tarde del horario estipulado, con todos lo músicos presentes o no (café). Una vez iniciada, los instrumentistas se asegurarán de que no exista ningún 'elemento extraño' a esa asamblea: personal de teatro, directivo, funcionario, Director de orquesta, etc.

Luego de transcurridos los primeros 30' del inicio, los músicos se obligarán a nombrar un coordinador de la misma, no pudiendo continuar más debido al desorden reinante en la sala.

El coordinador ordenará en una lista los oradores inscriptos para la ocasión. Este mecanismo funcionará durante más o menos 10 minutos, recordando una y otra vez que existe un orden de oradores en esa asamblea. La confusión tendrá diferentes matices, no sabiendo bien el coordinador concretamente qué coordinar o a qué dar prioridad, ya que mientras unos interrumpirán la alocución de otros no dejándolos terminar sus ideas, otros polemizarán entre sí tal como si se tratara de una sub-asamblea separada totalmente de la principal. Muchas veces el mismo coordinador expresará abiertamente sus ideas, sin anotarse en la lista de oradores. El caos logrado, tendrá como armonía un 'ruido de fondo', constituído por charlas alegres y amenas con el compañero de silla de al lado, con temas varios de la vida, entre los que se cuentan las opiniones personales sobre los temas que se tratan, recordando también que los mismos ya fueron tratados en asambleas anteriores.

En medio de la reunión, interiorizándose profundamente del espíritu de la asamblea y sus inquietudes, el Sr...x, tendrá abierto de par en par su diario o revista, experimentando la misma sensación que tiene en la orquesta cuando toca un Solo memorable.

Están permitidos todo tipo de epítetos calificativos al otro en las asambleas de orquesta, desde los que recuerdan a progenitores, hasta otros más 'exaltados' o nerviosos.

En medio de la discusión constructiva, alguien le recordará a quien levantó la mano para exponer (y al resto de los presentes) alguna actitud o comportamiento suyo de hace varios años, que nada tiene que ver con el tema que se está hablando. Aquí se oirán palabras tales como "corrupto", "ladrón", "chupamedias", "traidor", "mediocre", etc. También hay algunos que con solo mirar y escuchar hablar a 'ese' otro, ya le "ladran", como los perros cuando se la agarran con algo, inexplicablemente.

La participación en las asambleas es en general directamente proporcional a la incapacidad musical: aquellos que más hablan o que imponen sus ideas son la mayoría de las veces los más ineptos musicalmente.

Muchas exposiciones serán, en apariencia (¡no en contenido!), dignas de la Sorbona de París, mediante la utilización de un lenguaje "culto" que será apenas entendido por unos pocos. El objetivo de estas alocuciones será el lucimiento del orador, y no aportará nada al punto en cuestión. Este objetivo se realzará mediante la cita indiscriminada de títulos y autores famosos, que nadie leyó (probablemente ni siquiera el "iluminado" que los menciona). Luego de una participación de este estilo se seguirá debatiendo el tema planteado por el orador anterior, ignorándose las palabras del "Licenciado", a quien casi nadie entendió.

Practicando una especie de "ejercicio de conciencia" guardará silencio un buen número de participantes, de entre los cuales surgirá una 'moción de orden'. Suscitándose uno de los grandes dilemas en las asambleas de orquesta, cuál es ordenar la tremenda cantidad de mociones, debido al enorme parecido entre ellas. Una vez ordenadas, debido a la gran cantidad de preguntas además, se repetirá una y otra vez hasta el cansancio, "cuáles son", y en qué se diferencian unas de otras, hasta el escrutinio final.

Cuando todo parecería 'resolverse' en una votación de antagonismos; 'una mente iluminada', -en total soledad y con llamativo silencio general-. disuadirá acerca de la conveniencia de 'una sola moción', para lograr 'imagen de unidad'. Logrará el 'milagro' del retiro de TODAS las mociones allí presentes, o fusiones con la única aprobada por aclamación en medio del aplauso general.

Sobre el final del escrutinio se recordará que las asambleas requieren de un Acta. La misma no resultará específicamente de las opiniones y conclusiones vertidas en ella, sino de quién se encarga de escribirlas.

La asamblea NUNCA tendrá fin, estipulándose su finalización milagrosamente sobre el final del horario puntual de la orquesta. En ese momento los músicos saldrán 'disparados' hacia la boca de salida del teatro o sala de ensayo. Los temas de la asamblea se podrán tratar nuevamente en cualquier momento de algún ensayo, donde se suscite nuevamente alguno de los problemas ya tratados en aquella asamblea. Eso se hará hasta el final del horario de ese mismo ensayo, puntualmente otra vez.

Muchos compañeros con gran poder de decisión (por ser delegados o representantes de familias de instrumentos) no concurrirán a ninguna asamblea o votación importante, para poder luego actuar libremente, en general contrariando lo decidido por el resto de los compañeros.

Las votaciones secretas serán tildadas de fraudulentas por aquellos no conformes con el resultado. No lo harán abiertamente sino "deslizando" el rumor por lo bajo, sin que quede en evidencia quiénes lo originaron, y sin ningún fundamento. Los encargados del conteo de votos serán agredidos en escenas más dignas de "El Padrino" que de un organismo dedicado a difundir la cultura.


APRECIACIÓN GENERAL:


No olvidar jamás que la música no se diferencia en absoluto de cualquier trabajo de oficina. En consecuencia, cualquier actitud de compromiso con la misma y/o de seriedad artística que ponga de manifiesto una auténtica vocación debe considerarse como una grave falta de profesionalismo.

Observación, redacción, recopilación y/o ampliación:
Daniel Kovacich y Daniel Blech (1999 - 2004)

Colaboraron: ML, GB, VS, Rubén Woods, MS, FU, Photoman,
y otros que eligieron permanecer en el anonimato

"Ensayos de obras a estrenar" fue escrito por el compositor argentino Roberto Pintos, y publicado en el nro. 39 de Claves Musicales

El capítulo 6 tiene varios aportes de Rubén Woods, fagotista y webmaster de la
página web de la Orq. Filarmónica de Mendoza)

Contiene también fragmentos de la "Guía para instrumentistas
de orquesta (para poner a los directores en su lugar)" de
Donn Laurence Mills, y de "ADDENDA A LA GUIA PARA
INSTRUMENTISTAS", de E.Acher.

_________________
<a href=\"mailto:contacto.ilviolino@gmail.com\\\">Gustavo F. Stecko</a>
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privadoEnviar email
Mostrar mensajes de anteriores:      
Publicar nuevo temaResponder al tema


 Cambiar a:   



Ver tema siguiente
Ver tema anterior
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Powered by phpBB © 2001/3 phpBB Group :: FI Theme :: ilviolino
mostrar

Crear radio gratis | foros de Formación | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com